• 1.095

LVA se interesó por la mejor forma de gestionar residuos orgánicos a los que poder dar una segunda vida útil, transformándolos y revalorizando así productos que han cumplido su ciclo de vida y, desde entonces, esta actividad constituye el eje central de nuestra compañía.

LVA es capaz de recepcionar, gestionar y por tanto ayudar a otras empresas a gestionar sus desechos en sus procesos de producción y se encuentran entre tantos: Desechos de bodegas y viñedos; restos de aceituna, orujos y procesos; desechos de horticultura y fruticultura; desechos de empresas conserveras y fábricas de congelados; restos de productos lácteos, posos de café e infusiones; empresas papeleras; restos de poda; maltas y cebadas cerveceras; restos de fabricantes de bollería industrial, panadería y repostería; cáscara, frutos secos y explotación de cereales; desechos de azúcar y melaza; lodos orgánicos de depuradoras que sean no peligrosos; y, paja y forraje.

Sostenibilidad en nuestro ADN

En nuestra filosofía está el entender la gestión de residuos orgánicos y vegetales cómo una revalorización de materias que, aunque ya han cumplido su ciclo de vida (como alimentos, siendo parte de la vegetación, como materia prima…), pueden ser reaprovechados para completar el ciclo de economía circular y sostenible, revalorizándose a través de un largo proceso de compostaje que LVA emplea para convertir esa riqueza en abonos 100% orgánicos y de calidad comprobada.

El ADN de LVA es, simplemente, realizar el proceso de compostaje que ya realizaban nuestros abuelos y las generaciones anteriores en sus campos y huertas para aprovechar al máximo los recursos y ser sostenibles y respetuosos con el medio con la salvedad de que ofrecemos servicio y gestión a las empresas industriales de la ribera y demás comunidades autónomas. Además, en nuestro caso, transformamos ese compost en sustratos y camas de animales entre otros tantos.

Lombricultura Valtierra traza su estructura vital como empresa en una economía circular perfecta, desde la entrada de los desechos de terceros como pueden ser residuos de dichas empresas industriales hasta los productos finales completamente revalorizados y de gran calidad y diversidad para nuestros clientes potenciales.

Partner perfecto para todo tipo de empresas

Muchas empresas industriales de diversos sectores buscan un partner para la gestión de sus residuos y desechos en su proceso de producción industrial. En el caso de LVA somos la colaboración perfecta para ocuparnos de todos aquellos residuos que sean orgánicos y de cualquier índole vegetal tales como restos de podas, los resultantes de industrias conserveras y de alimentación, congeladoras, empresas frutícolas, bodegas y viñedos, agricultura, etc.

Contacte con el equipo comercial de LVA para encontrar soluciones eficientes a los residuos de su empresa.